lunes, 18 de noviembre de 2013

En su búsqueda




Miró, observó, olió. Sintió.
Murmuró, escuchó, sonrió. Buscó, exploró. Descubrió.
Tocó. Atrapó, atenazó, acarició, oprimió.
Acometió. Endulzó. Saboreó. Mordió. Lamió. Envolvió. Succionó.
Besó.
Y conquistó.


Juanito
Octubre de 2013

(Redactado en ocasión de la convocatoria del Taller Literario dirigido por Florencia Saade)

martes, 12 de noviembre de 2013

Publicación en el Semanario «Alem»


En el año 1996 me presenté, por primera vez, al concurso literario «Letras en Rauch», organizado por la Biblioteca Popular «Guido y Spano» de Rauch, mi ciudad (provincia de Buenos Aires, República Argentina).
Allí presenté mi cuento «Una rosa roja», que obtuvo el segundo lugar en el mencionado concurso. Imagínense mi alegría: era recién el tercer cuento que escribía, y al jurado ―integrado por profesoras de Lengua y Literatura de la vieja escuela secundaria bonaerense― le había gustado al punto tal de ser uno de los elegidos para el podio del concurso.
Sin embargo, la sorpresa fue aún mayor cuando en febrero de 1998, la bibliotecaria Magdalena Falabella de Barrena, al frente de la Biblioteca que organizó aquel concurso literario en el que resulté premiado, hizo los contactos para que «Una rosa roja» fuera publicado en el Semanario «Alem» de Rauch, mi pequeña ciudad.
Ver mis letras allí, plasmadas en uno de los dos periódicos locales de más tirada, fue una sensación indescriptible, una mezcla de alegría y satisfacción difícil de plasmar en palabras.
Pasó mucho tiempo de aquello ―casi dieciséis años―, pero siempre quedó en mi mente y en mi corazón aquella primera publicación.


En la imagen precedente pueden ver una fotografía digital de la página diez del Semanario «Alem» del catorce de febrero de mil novecientos noventa y ocho, donde bajo el espacio «Arte y Cultura de Nuestra Patria Chica» se publicó «Una rosa roja».
Quienes tengan interés en leer el cuento, pueden hacerlo haciendo click aquí (versión editada en el año 2011 gracias a lo aprendido en «El Taller Comunitario de Literatura» de «El Edén De Los Novelistas Brutos», y a las sugerencias del escritor Raúl Omar García).