lunes, 31 de octubre de 2016

Lo que dejó la segunda mitad de 2015



El segundo semestre de 2015 me trajo dos grandes satisfacciones relacionadas con la escritura.

Por un lado, en el mes de julio la revista literaria colombiana «Léase a plena noche» publicó, en su N° 2, mi cuento «Juan, el de la tez morena».
Pueden acceder a la publicación haciendo clic en el siguiente enlace:
La revista, asimismo, puede bajarse en forma gratuita haciendo clic en:

Por otro lado, en el mes de octubre fui invitado por la gente del grupo «Por la reconstrucción del Castillo de Egaña» a leer mis relatos en la jornada nocturna «Acampe en el Castillo».
La pasamos bárbaro leyendo historias de terror, escuchando anécdotas y leyendas fantasmales y recorriendo, de noche y en grupo —los miedosos éramos varios, ja—, un lugar repleto de misterio e historias increíbles (la portada del blog es el propio Castillo de Egaña).
Les dejo algunas fotos de esa gran velada:
El Castillo asomando en la negritud
Sala principal del Castillo
Leyendo
El aguante de los lectores (¡gracias, Elvita!)
Anécdotas fantasmales junto al fogón
Recorrida nocturna por montes y edificaciones aledañas
Casa abandonada del cuidador del Castillo
Portada del blog
¡Saludos!


10 comentarios:

  1. Felicitaciones por la publicación y las actividades, Juanito.
    El castillo de Egaña lo tuve que buscar en la web porque no lo conocía. Ahora caigo que la foto de la cabecera del blog es del castillo.
    Qué noche, imagino, menos mal que estaban en grupo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Mirella!
      Si algún día andás por estos lares (centro-sudeste de la provincia de Buenos Aires), va a estar bueno que te pegués una vuelta por el Castillo: es un lugar genial. Y nos reímos mucho esa noche, además de temblar de miedo también, ja.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Te felicito, Juan. Me alegra que tus escritura te llene de satisfacciones. Te deseo lo mejor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Raúl querido, por pasar siempre por acá.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Muchas felicidades y enhorabuena por esas publicaciones que ahora leeré con calma.
    Vaya una jornada más interesante en este castillo. ¿Lo que hay en el techo de la casa del cuidados son murciélagos? Mi reciente operación en los ojos no me deja distinguirlo bien. Sólo habría faltado alguna aparición siniestra para hacer más interesante aún la reunión.
    Saludos, amigo!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tus palabras, Borgo!
      En el techo de la casas del cuidador se veían palomas, a las que molestamos en su descanso nocturno. Las apariciones siniestras nos miraban de lejos y, cuando se acercaron, huimos espantados.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Una noche excitante y misteriosa que no me hubiese importado compartir... Y añadir algo más de "miedo" jajajajjaja...

    Felicitaciones por la publicación y reconocimiento de tus trabajos.

    Un abrazo, Juan.

    ResponderEliminar

  5. Solo puedo alegrarme por lo que el segundo semestre te ha dejado. Seguro que te lo merecías. Felicidades pues.
    Las fotos son estupendas. ese interior del castillo va muy bien para las cosas del miedo y el terror.

    un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ñOCO Le bOLO, el castillo está lleno de zonas misteriosas; y realmente da escalofríos subir sin compañía al segundo y tercer piso.
      Gracias por tus palabras, che.
      ¡Saludos!

      Eliminar