miércoles, 14 de noviembre de 2012

Roberto "Diente Flojo" Minoli


Para el Tío Roberto: cuando
sea grande quiero ser como vos.

Eximios Intérpretes del Balompié
Por Juan Baldomero Talarga

Hoy: Roberto “Diente Flojo” Minoli

El año 1947 estaba llegando a su fin, y nadie podía prever que ese gurrumín nacido en un pequeño pueblito de la provincia de Buenos Aires hacía pocas horas y que lloraba desconsolado en los brazos de su primeriza y joven madre, se transformaría con los años en aquel temible goleador del glorioso Racing Club de Avellaneda.
Nacía una leyenda: Roberto “Diente Flojo” Minoli.
Ya desde pequeño, Minoli dejó entrever su amor por la redonda: con solo quince años, y en los entretiempos de aquellas soberanas batallas que eran los partidos del campeonato de Fútbol Agrario —donde se destacaba como goleador representando a Juventud Agraria de Pardo—, ¡le entraba a las redondas de muzzarella! con una glotonería poca veces vista.

Minoli, con quince años, formando parte de Juventud Agraria de Pardo

Sin embargo, su desembarco en La Academia se produjo recién a los dieciocho años, cuando dejó el nido materno para viajar a Buenos Aires a comenzar sus estudios universitarios de Odontología.
Finalizaba el año 1965, y en la mente de Juan José Pizzutti ya se estaba delineando el equipo que afrontaría el campeonato de 1966. Y si algo le faltaba, era un goleador de los de antes, alguien que tuviera el arco entre ceja y ceja y que supiera acompañar con audacia a gente como Raffo, Cárdenas, Maschio, entre otras grandes figuras.